Hoy dedicamos nuestro flight report a una compañía histórica del aeropuerto de Valencia y a la que le tenemos particular cariño: TAP Portugal. La compañía de bandera de Portugal conecta con dos vuelos diarios nuestro aeropuerto con el de Lisboa.

Es una ruta que siempre ha funcionado muy bien aunque en el último año ha estado perdiendo pasajeros. Pero bueno son tiempos difíciles para todos, seguro que es una racha momentánea visto el upgrade de avión que la compañía hizo hace más o menos un año.

Facturamos en la T2, el proceso es muy rápido y la mayoría de los pasajeros en cola son en tránsito con Brasil y otros países fácilmente conectables desde Lisboa. De hecho nos sorprendemos mucho que tantas maletas puedan caber en el Fokker con el que vamos a volar. Hay una cola exclusiva para los pasajeros de clase Business y del programa de fidelización Victoria.

FR-TAP-01

Una vez pasado el filtro de seguridad, que la verdad ha sido bastante más fluido que en otros momentos del año donde supuso una cola interminable, ya podemos acceder a la zona de aire. Un rápido repaso a las tiendas de Las Lilas y The Fashion Place para comprar un cinturón que se me había olvidado y ya nos dirigimos a la TR desde donde embarca TAP.

El vuelo de TAP es operado por PGA Portugalia Airlines, filial regional de la aerolínea más importante de Portugal, pero aparte de los colores del avión, tanto el servicio como la megafonía lo anuncian como TAP Portugal. Nos tomamos un café en la cafetería de la TR y echamos de menos alguna tienda en esta terminal… de hecho el Divers que estaba aquí lo cambiaron a la T2 y solo queda la cafetería, que pero está a tope de gente.

El embarque se realiza andando por la pista, pero el avión está muy cerca y hace un día de sol estupendo.

FR-TAP-02

FR-TAP-03

El vuelo de ida es a bordo de un Fokker 100. Es un avión pequeñito por fuera, pero muy cómodo y espacioso por dentro. Está organizado con dos filas, una de 2 asientos y una de 3. Nos toca esta. Hay muy pocos asientos libres de los 97 disponibles.

FR-TAP-05

El Fokker 100 es considerado por muchos como un emblema de la aviación moderna visto que fue uno de los precursores de la cabina de mando completamente digital además puede ser visto como el predecesor del Airbus visto que sus partes principales fueron fabricadas en las distintas fabricas europeas donde hoy en día se monta el Airbus.

Mientras nos aproximábamos a la pista para el despegue no hace falta decir que vimos que allí estaban nuestros Spotters Valencia!! Estos chicos no se pierden ni una… Nos habéis fotografiado, queríamos cambiar la foto, ¡pero no somos tan rápidos como vosotros!

En los asientos encontramos la información de emergencia y la revista de bordo en portugués y en inglés. Casi todos los artículos hablan de destinos directos desde Lisboa como Brasil, Angola, Panamá… La verdad que es bonita pero no muy interesante.

FR-TAP-04

Despegamos y en breve las azafatas nos sirven la comida. ¡Si señor!, todavía quedan aerolíneas en Europa que ofrecen este servicio gratis. La verdad que yo solo lo he vivido recientemente con Air Malta y con TAP, con todas las demás he tenido que pagarlo aparte. Así que ese ha sido un punto a su favor muy importante. Nos ofrecen un bocata de jamón, un zumo (solo fruta, sin ingredientes añadidos) muy rico, bebida y café. La verdad  que todo entra que es un placer vista la hora.

FR-TAP-06

FR-TAP-07

Nos ponemos los cascos y ya estamos encima de Lisboa y del río Tajo. Para la aproximación el capitán nos saca por el Atlántico y ya vira encima de la ciudad y baja de cuota. La verdad que volamos muy bajitos y da un poco de impresión. El Aeropuerto de Portela de Lisboa de hecho se encuentra a poquísimos kilómetros de la ciudad y durante toda nuestra estancia en ella el pasaje de aviones era constante y muy bajitos (a mi me flipaba, pero entiendo que pueda ser molesto para algunos).

FR-TAP-08

FR-TAP-09

FR-TAP-10

FR-TAP-11

Al ser un avión tan pequeñito no pudimos engancharnos al finger y nos aparcaron en la zona de la terminal 1, la de TAP. Con un autobús que parecía no llegar nunca a su destino nos dejaron en la entrada a la terminal.

El viaje de vuelta fue bastante parecido, pero esta vez pudimos disfrutar del Aeropuerto de Portela de Lisboa que, sinceramente, ha sido una grata sorpresa. Es un aeródromo realmente inmenso. La zona de facturación de la Terminal 1 es dedicada a los vuelos internacionales, donde TAP comparte espacio con Iberia, Air Europa y un sinfín de aerolíneas poco comunes en los aeropuertos europeos como: TAAG Angola Airlines, TACV, STP Airways… Hubo varias agradables sorpresas, la primera fue que nada más hacer el check-in podías pasarte por la oficina de TAP y recoger todos los periódicos y revistas que quisieras. Había en muchos idiomas y todos gratis. La señora delante de nosotros casi se lleva hasta la azafata. Nosotros cogimos El País y nos fuimos a buscar nuestra puerta de embarque. Es un servicio muy chulo, porque te permite aprovechar mejor el tiempo en el aeropuerto, sobre todo si haces largas estancias. Los pasillos de conexión estaban muy bien organizados y no había posibilidad de perderse, tiendas de todo tipo nos estaban esperando y… sorpresa nos encontramos una tienda de Harrods, el gran almacén de Londres. Nosotros pasamos de largo y nos buscamos un sitio tranquilo. La segunda sorpresa fue que, a parte de los habituales bancos para esperar, había unas muy cómodas chaise longue para poder esperar estirando las piernas bien arriba vista pista. ¡Nada mal! El aeropuerto de Manises podría tomar el buen ejemplo, quedarían estupendamente y tampoco serían una gran inversión.

El avión de vuelta es uno todavía más pequeñito que el de la ida, nada menos que un Embraer ERJ 145 EP de 45 plazas.

FR-TAP-12

El autobús de conexión iba bien lleno y el avión también. Una anécdota personal, junto con un ATR 42 de Air Dolomiti, este ha sido el avión más pequeño con el que he volado. Los asientos están divididos en dos filas, uno de 2 asientos y una de 1.

FR-TAP-13

La verdad que para un trayecto Lisboa-Valencia pensamos que es un avión un poco incómodo y sería aconsejable subirlo de categoría. Los asientos son bastante duros y casi no hay espacio para una mínima movilidad articular. De todos modos las azafatas nos sirvieron la cena, esta vez tocaba bocadillo de atún y aceitunas, zumo de melocotón y café. El viaje fue nocturno y bastante tranquilo. Así que, cascos puestos, nos despertamos ya bajando a Valencia.

FR-TAP-14
El aeropuerto es esa mancha blanca a la izquierda

Volamos paralelos a la pista, por encima de Valencia que, permitidme la libertad, estaba preciosa de noche con todas sus luces y sus calles, y salimos sobre el Mediterráneo. Qué ironía, del Océano Atlántico al Mar Mediterráneo. El capitán dio la vuelta, aterrizamos y nos dirigimos a la TR. Entre desembarque y algunos empujones para ser el primero en sacar las maletas de los compartimento superiores, los que habíamos facturado maleta llegamos a la cinta 2 que ya estaban todas allí dispuestas. La verdad que tampoco cabían muchas en la estiba del pequeño avión.

FR-TAP-15

Así que nuestra experiencia con TAP y PGA Portugalia ha sido más que positiva, servicio impecable antes y durante el vuelo, aviones limpísimos y puntualidad. ¿Qué más podemos pedir a una aerolínea? Igual que aumenten un poco el tamaño de sus aviones en la ruta Valencia-Lisboa, porque es un viaje de casi 2 horas y sería más cómodo, pero como nos contaron en Fitur que tienen intención de operar con Airbus para 2016 pues esperaremos, estamos seguros que mucha más gente quiere conocer estas dos ciudades tan preciosas.

Davide

[quote_center]¿Quieres publicar tu flight-report? Puedes enviarlo a info@aeropuerto-valencia.es[/quote_center]

No hay comentarios

Deja un comentario