El grupo Aramon, que comprende las estaciones de esquí de Cerler, Formigal, Panticosa, Javalambre y Valdelinares ha presentado hoy en Valencia su campaña invernal, entre cuyas novedades destaca la posibilidad de realizar un vuelo directo hasta Huesca, con posterior transporte a la estación deseada en apenas dos horas.

Aramon ha llegado a un acuerdo con la compañía Pyrenair para fletar aviones que saldrán desde Valencia en dirección al aeropuerto de Huesca, donde un autobús trasladará a los esquiadores hacia la estación de esquí seleccionada en un paquete que también incluirá el forfait.

En total hay cuatro paquetes posibles, que van en función del tiempo de estancia, entre un día, dos, cinco o siete, y cuyos precios oscilan entre los 210, 225, 263 y 313 euros respectivamente.

No hay comentarios

Deja un comentario